La Voz del Pueblo TDF La Voz del Pueblo TDF

Desde el SOEM advierten que "no vamos a dar lugar al miedo, ni a las presiones"

El sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Ushuaia emitió un duro comunicado respecto de las situaciones económicas que puedan llegar a producirse dentro del Municipio, anticipó su defensa sobre los recursos municipales y apunto a algunos sectores que infunden el miedo a los trabajadores.

Gremiales 22 de noviembre de 2017
soem marchas
soem marchas

El sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Ushuaia, conjuntamente con el cuerpo de delegados informa, que ante distintas eventualidades que puedan surgir en el ámbito de la Municipalidad de Ushuaia, el SOEM SIEMPRE ha estado al frente de cualquier defensa no sólo de las Autonomías Municipales, la Coparticipación Municipal, los Recursos Municipales, sino también con la presencia del Sindicato en cada presentación anual de los Presupuestos Municipales en el Concejo Deliberante.

No sólo siempre hemos estado ocupados y preocupados en defender nuestros Recursos desde el punto de vista de los trabajadores sino como vecinos de la ciudad y miembros activos de la Comunidad.

Motivo por el cual, en distintas oportunidades hemos enviado notas y mantenido reuniones informales no sólo por los efectos del Impuesto Inmobiliario; también por la Coparticipación o por distintas injerencias de la Provincia en sectores de trabajo Municipales, sin continuidad de reuniones.

Pero también siempre hemos tenido muy claro que la defensa de los derechos de los trabajadores es el núcleo esencial ante cualquier emergencia o dificultad, a tal punto que siempre hemos rechazado (con éxito) cualquier proyecto de Emergencia Económico y Financiera originada desde el Municipio, cada vez que fue presentada en el Concejo Deliberante.

Es por ello, que en el convencimiento de que pertenecemos a un GREMIO que defiende ante todo los derechos de Los trabajadores y a los trabajadores, bajo ningún punto de vista, el S.O.E.M. SERÁ PARTÍCIPE, CÓMPLICE O TRANSMISOR de MIEDO o TEMOR HACIA LOS TRABAJADORES, tratando de llevar a la incertidumbre a trabajadores contratados, (en cualquiera de las modalidades previstas en el ámbito municipal), para lograr adhesiones o paralizar a los compañeros en su quehacer diario a través del MIEDO.

Los Municipales hemos atravesado y vivido momentos muy críticos en distintas épocas y hasta en los peores momentos como fuera la crisis del 2002 o el 2012, hemos sabido hacer frente a ésas circunstancias.

Durante todo el período del 2016, los Municipales, hemos advertido y anunciado durante meses de Lucha en las calles, que “ VENÍAN POR TODO”. Muchos hicieron oídos sordos, otros se hicieron los distraídos y otros tantos abandonaron las consignas a cambio de un Logro Mayor, que nunca consiguieron, salvo logros personales.-

Mientras tanto, compañeros municipales y de otras organizaciones, denunciados, procesados, embargados, difamados y estigmatizados.

HOY, en las distintas reuniones que mantenemos con distintos sectores de trabajadores, los Municipales tenemos conciencia que NO VAMOS A DAR LUGAR AL MIEDO, ni a la presión ni a la coerción, pero tampoco a la comodidad del silencio.

Por ello, entendemos que es el Intendente quien debería convocar a las Organizaciones gremiales a los efectos de transmitir cualquier situación crítica del estado municipal y desde ese lugar serán las respuestas y las aclaraciones que desde el punto de vista de los trabajadores deberemos realizar ante cada situación planteada formalmente y no a través de emisarios del Miedo.

COMISION DIRECTIVA , DELEGADOS Y AFILIADOS

Te puede interesar

Lo más visto

cristina

¿REFORMA? ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LAS PALABRAS, LOS ACUERDOS, EL CONGRESO Y LA DEMOCRACIA

Por Cristina Fernandez de Kirchner
Opiniones 25 de agosto de 2020

Este jueves en el Senado vamos a tratar un proyecto de ley titulado “Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal” enviado por el Poder Ejecutivo y por el cual se crean nuevos juzgados penales en la Ciudad de Buenos Aires y en el resto del país. Además, se comienza a implementar el mandato de la reforma constitucional de 1994, que ordenaba la transferencia de la justicia ordinaria a la esfera de la Ciudad de Buenos Aires.